Desde el comienzo de la actividad oncopediátrica, la Clínica Universidad de Navarra ha tratado a más de 2.300 pacientes.

No todos los centros realizan determinadas pruebas diagnosticas y tratamientos. Sin embargo, el índice de supervivencia depende de estos dos factores. Por eso, mediante un programa de ayudas, intentamos conseguir que la falta de recursos no impida a nadie acceder a los últimos avances médicos y de esta manera optar a cualquier posibilidad de superar con éxito la enfermedad.

Supervivencia en pacientes menores de 19 años

Sarcomas óseos (1.500 casos tratados)

75%

Tumores cerebrales (400 casos tratados)

40%

Tumores óseos (300 casos tratados)

60%

Otros sarcomas (100 casos tratados)

70%

Linfomas (40 casos tratados)

80%

En el tratamiento de los tumores óseos malignos este centro es pionero en la epifisiolisis técnica quirúrgica previa a la resección del tumor. Mediante esta práctica se consigue conservar la articulación del paciente y gran parte del potencial de crecimiento. Por otra parte, mediante la administración intraarterial de citostáticos, se logra una mayor necrosis de la pieza tumoral.

La aplicación de estos procesos ha hecho que la Clínica sea un referente mundial en el tratamiento de los sarcomas óseos, logrando porcentajes de supervivencia de hasta el 75% e índices de pérdida de la extremidad afectada inferiores al 1% frente al 26% de media habitual.

En el caso de los sarcomas de partes blandas, a través de la braquiterapia se logra una reducción de las dosis totales de radiación externa y se disminuye notablemente la toxicidad.

MÁS INFORMACIÓN

Nuevos abordajes terapéuticos

Los pacientes que cada año acuden a la Clínica Universidad de Navarra, afectos de enfermedades oncológicas graves, se ponen en manos de profesionales que en gran número de ocasiones logran resolver esa difícil situación médica mediante la adecuada aplicación de los más modernos tratamientos, que incorporan los resultados de la más reciente e impactante investigación biomédica.

En el área de Oncología Pediátrica se han trabajado a lo largo de los años varias áreas de innovación y de investigación terapéutica: en los años 80 se inició un programa de administración intraarterial de citostáticos que ha permitido mantener unas cifras de cirugía conservadora, sin amputación, muy superiores a las de otros centros. El siguiente paso fue el desarrollo del programa de radioterapia intraoperatoria, consistente en la administración de una dosis única y elevada de radiación sobre el lecho tumoral quirúrgico. Este nuevo abordaje de radioterapia ha permitido una reducción muy importante de las dosis totales de radiación externa complementaria con la consiguiente disminución en la toxicidad de la misma.

Durante los últimos diez años se ha desarrollado una nueva técnica, la braquiterapia, que requiere un abordaje multidisciplinar del paciente en el que se debe conjuntar el esfuerzo de radioterapeutas, cirujanos y oncólogos. Ha supuesto un avance muy importante en el tratamiento de tumores con localizaciones de difícil tratamiento con radioterapia convencional, o en pacientes de menos de 6 años. Esta técnica disminuye de forma radical la toxicidad sobre tejidos sanos peritumorales, por lo que en la actualidad, debido a los buenos resultados, se está extendiendo a un gran número de casos pediátricos que requieren radioterapia como tratamiento complementario.

Otro apartado importante en la investigación ha sido el adecuado manejo de citostáticos, no tanto en la forma de administrarlos sino en cuanto a su manejo farmacológico. Y más recientemente se ha iniciado una nueva línea farmacogenética en humanos. La idea es describir dianas de respuesta terapéutica adecuadas a cada paciente. Estamos hablando de que en un futuro cercano podremos estudiar en cada paciente sus vías metabólicas de detoxificación y las vías de resistencia tumoral, de forma que aplicaremos sólo aquellos citostáticos con alta probabilidad de respuesta y a su dosis indicada, evitando así toxicidades no deseadas.

Pero hablando de futuro, la apuesta de la Clínica Universidad de Navarra es un programa de tratamiento con virus oncolíticos. Producir infecciones en los tumores con virus que destruyan las células malignas pero que no actúen sobre las células normales del organismo. De momento estamos en fase de experimentación básica, pero con la esperanza de que en un futuro no muy lejano se pueda iniciar un primer ensayo clínico.

Nuestros proyectos de investigación

Ver estudios y ensayos clínicos

Artículos publicados en revistas científicas

Ver publicaciones

Nuestros especialistas

Conoce al equipo médico